Conectando los puntos de la historia: De la integración a la consolidación. Parte III

04-09-2018

El trabajo presentado a continuación fue realizado por Carolina Aguerre para la Publicación del vigésimo aniversario de LACTLD. Compartimos la tercera parte de la historia de nuestra organización.

La creación de LACTLD era vital para impulsar el diálogo entre pares, para trabajar en colaboración de forma más organizada, y además el contexto internacional exigía mecanismos de representación y era cada vez más importante entender y construir el entorno institucional para generar confianza en la gestión de los recursos críticos de Internet. Durante la reunión de ICANN de Santiago, en agosto de 1999, se organizó una reunión de los miembros de LACTLD. Sin embargo, fue en el año 2001 en Montevideo, en el marco de la décima reunión de ICANN, donde se firmó el memorándum de entendimiento que culminaría con la constitución formal de la organización. ICANN había declarado el reconocimiento de la región de América Latina y a el Caribe como una de las cinco regiones representativas del mundo para esta comunidad en el año 2000, lo que desembocó en un proceso de organización donde se comenzó a trabajar en el proyecto de los estatutos, a formalizar más la comunicación en las listas de discusión y se comenzó a discutir el esquema de cuotas.

Taller Técnico, 2012. Asunción, Paraguay.
Taller Técnico, 2012. Asunción, Paraguay.

Marzo de 2004 se convierte en una fecha hito por la celebración de la primera Asamblea de LACTLD, junto con la constitución formal de la organización en Montevideo. El proceso de formalización se nutrió de la experiencia de LACNIC que dos años antes había logrado su personería jurídica y hubo mucha sinergia entre las organizaciones y sus miembros como Oscar Robles (.MX), Lito Ibarra (.SV), Demi Getschko (.BR), Luis Furlán (.GT), Edna Samudio (.PA), Clara Collado (.DO), Margarita Valdés (.CL), Raquel Isaula (.HN), entre muchos otros de los que participaron del proceso fundacional legal de LACTLD. La entonces asesora legal del Ministerio de Educación, Beatriz Rodríguez, hoy en AGESIC en Uruguay y en el capítulo de ISOC de ese país, constituyó un valioso apoyo para el reconocimiento de LACTLD (y de LACNIC previamente) como organismo internacional sin fines de lucro.

De todas formas, el reto de la formalización era muy grande, como recuerda Oscar Robles, en la medida que no quedaba claro cuál era el valor agregado que LACTLD podía darle a sus miembros que estaban aún luchando por consolidarse internamente con sus propios presupuestos, muchas veces subsumidos en organismos mayores como universidades. Conseguir los aportes económicos de los miembros para las membresías que permitirían solventar el crecimiento de LACTLD llevaría unos años más. Hoy es fácil, o ligeramente fácil, para un ccTLD justificar su participación en su organización regional, pero en ese entonces no teníamos absolutamente nada que ofrecer. Entonces, cómo decirle a un administrador de finanzas de la universidad fulana de tal: "Esto es importante porque"... ¿Por qué? Porque no... No había forma. Entonces, era simplemente una fe ciega prácticamente de los que participaron de todo esto que esto podía funcionar y ser importante, recuerda Oscar Robles.

La formalización permitía fortalecer a la comunidad regional, basándose en la experiencia que ya otras regiones estaban desarrollando en el marco de su ecosistema regional de ccTLD. Creo que hay un evento, un antes y un después entre la formalización de la organización, ciertamente. Con eso, empieza una nueva era. Y, entonces, de esa manera fue que LACTLD fue creciendo y dejando de ser un club de amigos, digamos, y pasó a ser una organización que tenía voz, que podía lograr voto, que podía generar movimiento y, además, valor agregado, comenta Margarita Valdés, secretaria del primer consejo directivo de LACTLD.

La constitución legal de LACTLD permitía encausar las voces y opiniones de la región, y consolidar el aporte de la participación de los actores de la comunidad local al proceso internacional. Una dimensión de este proceso es el avance en lograr la unidad lingüística con una porción importante de los asociados, como una característica que ayudó a acelerar la consolidación de LACTLD. Así, a partir de 2012, LACTLD asumió como política desarrollar una línea de trabajo que contempla al inglés como una de sus lenguas en sus comunicaciones y talleres

Una de las principales funciones de LACTLD en la década pasada era la construcción de espacios para la colaboración, el intercambio y la capacitación de sus asociados. La lista de discusión y la asamblea anual, donde se tocaban los temas de política internacional y regional comenzaron a ser insuficientes para la creciente complejidad del entorno, las demandas de participación informada a los ccTLD de la región en espacios como la ccNSO, y las necesidades de formación más específica. Así es cómo en el año 2007 se realizó el primer taller técnico de LACTLD en Cancún. Esto constituyó un paso fundamental en el reconocimiento de la diversidad de temas que estaban en la agenda de los ccTLD de la época. LACTLD dejó de ser una organización que tenía una reunión presencial una vez al año en el marco de su Asamblea, para comenzar a sostener una agenda de talleres que fue consolidándose con el paso del tiempo. En el 2008 se realizó el primer taller comercial de LACTLD en San Pablo, Brasil, y al año siguiente se realizó el primer taller legal en La Paz.  Desde entonces, se han realizado doce talleres técnicos en forma anual (en algunos años con más de uno), cinco talleres legales, catorce talleres de política en forma anual y siete talleres comerciales.

A partir de la decisión de incorporar al primer General Manager que tuvo LACTLD, Erick Iriarte, en 2008, la organización adquirió una dinámica donde se comenzaron a hacer más frecuentes los talleres y la participación de los miembros. La contratación de un primer empleado mostraba el compromiso que la membresía asumía para encausar sus aportes económicos a la sostenibilidad y crecimiento de la Asociación.

La consolidación de una agenda anual de talleres diferenciada por temas sobre los cuatro ejes temáticos que se definieron como prioritarios (políticos, comerciales, técnicos y legales) se fue convirtiendo con el correr del tiempo en uno de los elementos de mayor valor agregado para los miembros, de acuerdo a una encuesta de satisfacción a los miembros realizada en 2013 para la Asamblea y Taller de Políticas en Medellín. Esto marcó un rumbo muy claro para la gestión de la organización, entonces liderada a nivel del staff por Carolina Aguerre (quien escribe) como General Manager de la organización en esa época.

Taller de Políticas, 2010. Curazao.
Taller de Políticas, 2010. Curazao.

Como comentan tanto Clara Collado como Margarita Valdés, el esquema de trabajo de talleres de LACTLD permite que cada ccTLD que participa tome sus propias decisiones sobre un determinado tema, pero a partir de una base de comprensión que le permita tener una base de conocimiento sobre un tema de actualidad, y fundamentalmente contar con la red de contactos que brinda la organización con sus miembros para fomentar este intercambio en un marco de confianza y camaradería, aún en momentos en que el DNS se ha transformado en un escenario cada vez más competitivo. La agenda de talleres de LACTLD en torno a ejes temáticos fue consolidando una dinámica en torno a comités de agenda entre el 2011-2015. Los comités de agenda estaban integrados por miembros de LACTLD que se auto-proponían para participar de la discusión inicial del armado del programa del taller correspondiente. Sin embargo, este mecanismo no tenía un proceso demasiado claro en términos de la participación de los miembros y se dependía de la coordinación y estímulo constante del staff de LACTLD. A fines de 2015, ya estando aprobado el tercer plan estratégico de la organización, se avanza en el llamado a los grupos de trabajos que finalmente comenzaron a operar a comienzos de 2016. Los grupos de trabajo están orientados a convertirse en una plataforma donde se canalicen las preocupaciones, intereses y necesidades de los miembros en torno a cada tema específico (legal, comercial, político o técnico); constituirse en un repositorio vivo de las experiencias de los miembros en el área determinada, pudiendo convertirlas en casos de uso para estudios, informes, guías, manuales, etc; dar continuidad a los temas abordados en los talleres, transformando los temas discutidos en líneas de trabajo para profundizar el contenido de los mismos, de acuerdo al interés de los miembros, y tendencias de la industria internacional que afectan la agenda regional; y a continuar con la colaboración con experiencia en la materia en los casos de consultas individuales de los miembros.

La creación de los grupos de trabajo es una meta que se logró concretar gracias a dos dinámicas que fueron retroalimentándose: por un lado, el desarrollo de los propios ccTLD de la región, con un crecimiento orgánico donde las áreas funcionales comenzaban a especializarse en la medida que las operaciones de muchos registros en la región comenzaron a crecer; por otro lado, el trabajo sostenido de LACTLD para consolidar un calendario de talleres y reuniones que permitieran a los miembros contar con un espacio para el intercambio y la formación con sus pares en la región. De esta forma, los grupos de trabajo permiten tanto aumentar la participación de los miembros, a la vez que su compromiso, comenta Clara Collado. La experiencia de otras organizaciones regionales de ccTLD como es el caso de CENTR fue un insumo fundamental para consolidar este mecanismo en un contexto donde los miembros van construyendo con la Asociación los temas y propuestas que más afectan a sus intereses.

Durante esos años, LACTLD desarrolló mecanismos de trabajo que le permitieran mejorar su capacidad institucional y de gobernanza. Una característica interesante de su proceso de consolidación estuvo signado por el proceso de revisión de los estatutos en 2006, 2009 y 2011, con el objetivo de promover una mayor participación de distintos actores en el consejo, rotando anualmente al menos uno de los cinco cargos. Esto ha posibilitado que el consejo directivo de LACTLD haya contado con la participación de varias personas miembros de distintos ccTLD, a la vez que genera condiciones de cercanía entre la membresía y el consejo.

Un elemento central valorado por los miembros de LACTLD en los años de consolidación institucional fue la producción sostenida de documentos e información relevante para su membresía. Un hito fundamental fue la publicación del primer LACTLD Report en el año 2012, que ha seguido con una frecuencia semestral en promedio hasta la fecha y es de acceso público. La organización también apostó a la consolidación de su acervo estadístico, de forma de brindar a los miembros reportes sobre la evolución del crecimiento de los dominios en la región en forma trimestral, así como la comunicación mensual de novedades a través de los newsletters.

Por otra parte, el desarrollo de los planes estratégicos le ha permitido a LACTLD identificar las necesidades de los miembros, su evaluación de las fortalezas, debilidades, oportunidades y desafíos, enmarcados por el contexto específico de cada momento. A la fecha se desarrollaron en base a un ejercicio de planificación estratégica con el consejo y la membresía, tres planes estratégicos 2007-2011, 2011-2015 y 2015-2018 que constituyen instrumentos fundamentales de validación de las acciones de la comunidad en torno a LACTLD. En el último plan estratégico se validó una línea de trabajo que además de seguir fomentando los talleres, siga representando a los ccTLD en los espacios internacionales de gobernanza de Internet y el DNS, así como trabajar para el desarrollo de las capacidades de los miembros, dimensiones que incluyen líneas de acción asociadas a fortalecer la cooperación con organismos del ecosistema y facilitar el acceso de información relevante producida por la organización para sus miembros, entre otros. De esta manera, LACTLD fue consolidándose institucionalmente en la década siguiente a su formalización legal, con la que se continuó con una organización con ejecutivos a cargo de liderar los aspectos cotidianos de la organización.

*El trabajo original se encuentra disponible en la Publicación sobre el vigésimo aniversario de LACTLD.