Comentarios de LACTLD sobre Etiquetas ASCII de 2 caracteres

El Directorio de LACTLD se expresó en un período de Comentarios Públicos de la ICANN sobre etiquetas ASCII de 2 caracteres https://www.icann.org/public-comments/proposed-measures-two-char-2016-07-08-en

El texto puede leerse a continuación:


17 de Agosto de 2016

Estimados Señores
Corporación de Internet para los Nombres y Números Asignados (ICANN)

LACTLD pone a consideración su posicionamiento sobre la consulta actualmente en curso “Proposed Measures for Letter/Letter Two-Character ASCII Labels to Avoid Confusion with Corresponding Country Codes”, esperando que esta abone al entendimiento de los retos que enfrentarán los ccTLDs en el marco de esta consulta.

Primero, sugerimos que las partes encargadas de resolver sobre la autorización de un segundo nivel coincidente con el código de país bajo un ngTLD, eviten en la medida de lo posible la apertura al registro por los siguientes motivos:

1. Se incrementa la complejidad en la estructura de registro del DNS, pudiendo causar confusión a los Registrantes con la terminación de código de país.

2. Se aleja del objetivo de la ronda de apertura de ngTLDs que buscó incrementar las opciones directa y únicamente en el nivel raíz con ngTLDs por orientaciones / usos específicos, considerando que otras opciones / orientaciones de registro ya se encontraban disponibles y cubiertas; como es este el caso de las de orientación territorial o de país.

3. En el sentido anterior, la apertura de nuevas opciones en el nivel raíz no tenía como principal motivador fomentar la anidación de orientaciones bajo otra orientación al incentivar combinaciones al interior del DNS. La apertura de códigos de país en un segundo nivel de un ngTLD en la manera propuesta en esta consulta sería similar a fomentar la creación de Registries bajo otro Registry para el registro de nombres de dominio en el tercer nivel. Esto no era considerado originalmente por la ronda de apertura de ngTLDs y no se percibe que aporte valor adicional, además de ser contrario a las tendencias actuales de registro de nombres de dominio, que buscan ser cortos y directos a la izquierda del primer punto y de la terminación.

4. La idea de Registries anidados bajo otros Registries no da claridad sobre el nivel de fiducidiariedad a la comunidad representada en las políticas de registro de los segundos niveles bajo un ngTLD. Las políticas de registro y administración de los ccTLDs que cubren la orientación territorial o de país en el DNS, son definidas por diversos mecanismos que consideran representatividad a la comunidad a la que sirven en Internet en el rol de stewardship o fiduciariedad que cada ccTLD cumple, con las características adecuadas para cada comunidad nacional. La anidación de un registro de segundo nivel bajo un ngTLD no da certeza de qué las políticas de administración y registro que se definan para cada uno de estos segundos niveles cumplan esta orientación de servicio a la comunidad, y adicionalmente incrementarían la dificultad de asegurar dicho rol de fiducidiariedad al multiplicarse las opciones por cada ngTLD que solicite la apertura de un segundo nivel coincidente con el código de país. Nuevamente, la orientación territorial o de país se encuentra definida para el ccTLD y las políticas únicas de registro aseguran el nivel de servicio adecuado para su comunidad en un solo lugar, sin dispersión al interior del DNS.

5. Las medidas propuestas en la consulta consideramos que no constituyen medidas para evitar la confusión, y representan únicamente ofrecimientos prioritarios para la operación de segundos niveles bajo ngTLDs, que de concretarse podrían desestabilizar la operación de cada ccTLD y su consolidación que conlleva su función de fiducidiariedad con su comunidad. Al poner una ventana de tiempo para el ofrecimiento exclusivo de autorización u operación -caso similar a un “sunrise” en registros de nuevos nombres de dominio- se fomenta que el ccTLD se enfrente a la posibilidad potencial de tener que decidir al respecto de alrededor de 1000 a 1500 opciones posibles de segundos niveles en ngTLDs. Esto implica que en los casos en donde sí se decida a operar dicho segundo nivel tendrá que invertir recursos considerables para aprovechar su ventana de exclusividad y pagar por dicha opción prioritaria al Registry del ngTLD. No contemplamos ningún caso en el cual un ccTLD de la región de LAC pueda asegurar con sus recursos todos los segundos niveles coincidentes con su código de país bajo todas las potenciales opciones de ngTLDs que pudiesen presentarse. En los casos donde se decida a autorizar el uso un tercero o simplemente haga caso omiso y pase de largo la ventana de tiempo de exclusividad, se fomentarán opciones sustitutas de Registries bajo otro Registry que podrían mermar el registro bajo el ccTLD correspondiente constituyendo afectaciones. Hay que considerar que la mayoría de ccTLDs se encuentran en distintos niveles de consolidación, en los que enfrentan retos de atractividad para los Registrantes, de sustentabilidad en sus operaciones y competencia franca y abierta en una industria que les demanda hacer frente a la amplísima oferta de opciones disponibles y en crecimiento, que tiene al día de hoy cualquiera que desee registrar un nombre de dominio. Los ccTLDs cumplen una función social de fomento a sus comunidades locales y de resguardo de los Principios Fundamentales de Internet, que así mismo podría verse mermada por registros sustitutos.

6. Principio de parsimonia; que implica utilizar lo menos posible de recursos o utilizar aquellos ya disponibles. Esto refuerza el principio de que si ya existe un ccTLD cuya orientación es de servicio a la comunidad y de identificación con el país correspondiente, no se percibe valor en fomentar registros bajo otros ngTLDs con orientaciones distintas a las de identificación territorial o de país.

Segundo, si aún así alguna de las partes con posibilidad de autorizar la apertura de un segundo nivel bajo un ngTLD coincidente con el código de país expresara su deseo de autorizar la apertura, es conveniente señalar preocupación por los siguientes motivos:

1. Las medidas propuestas para evitar la confusión no establecen con claridad suficiente a quién deben de ponerse a disposición por el periodo de 30 días el segundo nivel con código de país: si al Gobierno o al Administrador del ccTLD correspondientes. Inicialmente se plantea la posibilidad de ofrecerlo a una u otra parte; mientras que en párrafo seguido el Registry se compromete a efectivamente buscar a ambas partes.

o Proponemos que la redacción del documento sea consistente y en este sentido se especifique claramente que el ofrecimiento preferencial por el Registry en esa ventana de 30 días deberá de realizarse a ambas partes, tanto al Gobierno como al Administrador del ccTLD correspondientes.

2. En el supuesto de que se contacte tanto al Gobierno como al Administrador del ccTLD correspondiente, no se establece qué podría suceder ante el caso de que ambas partes difieran en su posición.

o Proponemos que el Registry proponente no actúe en consecuencia hasta que las inquietudes tanto del Gobierno como del Administrador del ccTLD correspondientes se encuentren satisfechas, o en su defecto se proponga un plan de mitigación que permita obtener la satisfacción de las partes bajo el compromiso a corto plazo de ser ejecutado.

3. Abonando al punto anterior,

o Proponemos que el Registry solicitante no pueda abrir la operación del segundo nivel de 2 caracteres hasta que tenga la aprobación explícita de ambas partes: tanto del Gobierno como del Administrador del ccTLD correspondientes;

o Esto deberá de implicar de antemano que si nunca se logra obtener la aprobación de ambas partes y/o no se consideran satisfechas sus inquietudes, no podrá abrirse el segundo nivel de 2 caracteres bajo el ngTDL, negándose la posibilidad de afirmativa ficta ante la ausencia de comunicación por alguna de las partes.

Quedamos respetuosamente a la orden para aclaraciones subsecuentes.

Atentamente.

Directorio de LACTLD